24 horas en Malága

Escribo este post desde Barcelona pero con la inspiración en Málaga.

Volver a la ciudad de los museos para recorrer en bici el casco antiguo estaba en mi check list de cosas pendientes, y la mejor excusa fue celebrar la vida misma. En otras palabras, esto es un flash back y empieza así…

Un día antes de mi cumple

No había nada planeado más que ir a montar bici, así que muy a las 11am estábamos en el puerto de la ciudad con la mejor actitud para pasar un día divertido.

Paso seguido

Buscar donde desayunar. Éramos más hambre que personas.

Una vez resuelta esa parte tan importante nos dimos a la tarea de comparar precios en los rent a bike más próximos a la noria. El rango de precios de alquiler mínimo estaba 10€ y el máximo 40€ el día, dependiendo del modelo de bicicleta.

Nota mental: Para los gustos los colores y para ser feliz no necesitas tanto cuento.   

No se diga más, con este nos quedamos. Un precio razonable, un poco más de tiempo y  lo más importante, las bicis estaban en perfecto estado.

Después vino lo difícil para mí… Escoger mi compañera de aventura (me encantan todas las bicis). Pero bueno, debía decidirme y me  dejé llevar por la curiosidad que me produjo la Bfold300, una bici plegable y mono velocidad. Para mi concepto este modelo es como la hermana citadina de la bmx, de cuello alargado, adaptable a los espacios porque se puede plegar pero sin abandonar su esencia ágil, arriesgada y escurridiza.

Bueno, en lo que íbamos…  Listas las bicicletas, ¡a rodar se dijo!

Primera parada, teatro romano

Ubicado en el corazón de la ciudad, a los pies del Alcazaba se encuentra el teatro romano de Málaga. Obra declarada de Interés Cultural (BIC) con categoría de Monumento Artístico. Historia, belleza y arte en un solo espacio.

Después nos dirigimos a la plaza de la judería, un pequeño y hermoso espacio lleno de mucha luz, color en sus muros y una fuente de agua que no más verla daban ganas de sumergirse en ella. En ese espacio había condensada una energía hermosa, nos contagiamos de ella para continuar nuestro recorrido.

Después, al girar por una pequeña calle nos topamos con la iglesia dónde bautizaron a Pablo Picasso.

 STOP ¡Picture pal blog!

Seguimos rodando un poco más y fuimos a ver al maestro para pedirle inspiración.

Una vez estuvo listo el ritual del arte y la creatividad e inspiradas por las notas musicales de un artista en plena plaza Picasso, la intuición  nos llevó a pasar en frente del

 Teatro Cervantes

Museo del vidrio y cristal

http://www.museovidrioycristalmalaga.com/

Y luego el museo Carmen Thyssen.

Este fue el punto de encuentro con Manu, un malagueño más malagueño que las sardinas de pedregalejo (dicho malagueño). En tan excelente compañía continuamos descubriendo los lugares más representativos de la ciudad.

Una parada técnica

Un poco de terraceo, unas buenas aceitunas y un tinto de verano no le viene mal a nadie y si tienes la catedral en frente… Filosofía colombiana  activada: El  que peca y reza, empata.

Después de regalarnos ese momento para reír, recordar y encontrar cosas en común con ese malagueño tan agradable, continuamos nuestro recorrido hacia la zona de la costa. Empezando por el muelle uno, la malagueta, los baños del Carmen.

Antes de caer la  tarde

Regresamos las bicis y nos tomamos el tiempo para escoger que museo visitar. Fue una decisión un poco dura porque Málaga cuenta con alrededor de 37 museos. Al final nos decidimos por el pompidou.

Por suerte la entrada era libre y con audio guía incluida para no perder detalle de la exposición utopías modernas.

Foto

Vassily Kandinsky –Desarrollo en marrón –Óleo sobre lienzo – Adquisición en 1959

https://es.wikipedia.org/wiki/Vasili_Kandinski

Terminado el recorrido por el museo salimos y nos sentamos en el muelle a ver el atardecer, pero ahí no terminó nuestra aventura…

Encanto desde las alturas

Al caer la noche esta hermosa ciudad florece con altura, así que sin pensarlo dos veces subimos quince pisos (en ascensor) para llegar a la terraza de un hotel cercano al muelle, el cual cuenta con una terraza acogedora y perfecta para apreciar las hermosas vistas de la Málaga noctambula…

Y fue así como gracias a la bicicleta pudimos disfrutar a tope durante 24 horas de esta hermosa ciudad.  

Conclusión

No siempre todo debe ser planeado, basta con estar con las personas indicadas y tener una actitud positiva para que todo tu entorno fluya de forma maravillosa. Los planes de Dios siempre son mejores que los nuestros.

Toma nota

  • Los domingos algunos museos son gratis.
  • Puedes recorrer la ciudad en bici sin ningún problema.
  • Al caer la noche busca una terraza lo más alta posible para que veas la ciudad desde otra perspectiva.

Si llegaste hasta aquí fue por algo… Me encantaría saberlo. ¿Te atreves a dejar un comentario?

Gracias por leerme… ¡Hasta próxima aventura #Bicicletando!