Brujas Bélgica

 En Neerlandés Brugges, en Francés Bruge, en Castellano Brujas. Su nombre traduce puente y  hace honor al gran número de puentes que la atraviesan.

Al norte de Bélgica se encuentra una ciudad  detenida en el tiempo, considerada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Un maravilloso lugar que te deja sin palabras a medida que lo empiezas a descubrir.

Mi mayor recomendación cuando la visites es que te dejes llevar. Olvídate del google maps y disfruta del más maravilloso viaje a un cuento de hadas donde tú serás el protagonista.

Otra buena opción para que puedas conocer su historia, es realizar el  free walking tour (gratis, tu pones el precio) con los chicos de buen día tours. Aquí te dejo el link a su web para que puedas ampliar la información.

Como te contaba, si de estimular los sentidos se trata, Brujas es el lugar ideal. Un maravilloso y pintoresco pueblito detenido en el tiempo,  con arquitectura medieval, jardines preciosos, muchas bicicletas, carruajes con hermosos caballos, muchos puentes y  canales; de  ahí que se le conozca como la Venecia del norte.

Este es uno de esos destinos a los que todos los seres humanos deberían visitar alguna vez en su vida, sin exagerar lo digo.

Mi experiencia fue tan maravillosa, así tipo carnaval de Barranquilla-Colombia “Quien lo vive es quien lo goza”.  Yo me sentí caminando a través de uno de aquellos rompecabezas otoñales de 2.500 piezas que mi madre solía armar en su tiempo libre, por allá cuando yo tenía 8 años.

Descubrir brujas fue una experiencia tan linda, que daba gracias a Dios a cada paso por lo que mis ojos podían ver, mis oídos escuchar, mis manos palpar y mis pies recorrer… Pues así, ni más ni menos.

Mi niña interior, esa de 8 años que le ayudaba a encajar piezas en el fantástico rompecabezas a la mamá, estaba extasiada viviendo una aventura al interior de su propio rompecabezas.

También le di muchas gracias a mi hermosa prima que con su hermosa barriguita de 26 semanas de embarazo, lo dio todo, realizó el walking tour conmigo e hizo las veces fotógrafa; la mejor que pude tener.

Y bueno, después de toda esta carreta que no es carreta, empaque mochilita ligera y acompáñenos que nos vamos de borondo, a disfrutar de un día por Brujas.

Antes que nada cabe aclarar que nuestro día empezó en Amberes. Lugar dónde vive mi prima. Desde ahí nos desplazamos hasta Brugge en tren.

Al llegar a la estación, tomamos el bus para ir al corazón de la ciudad; punto de encuentro para el walking tour. Ya ubicadas, esperamos uno minutos a que llegara el resto de turistas para iniciar. Una vez todos reunidos, nuestro guía Borja, para romper el hielo, nos preguntó las nacionalidades: Colombia, España, Argentina y Costa rica.  Dos o tres chistes, unas cuantas risas… Y a lo que vinimos.

¿Ok, todos listos? Empecemos a conocer la historia de Brujas.

GROTE MARKT

En español, el gran mercado. Una plaza rodeada de un fantástico legado arquitectónico, solo al poner un pie aquí y alzar tu vista, comprenderás por qué Brujas es considerada una de las ciudades más lindas del mundo.

TORRE BELFORT

Ubicada en el Grote Markt. Es el campanario de brujas, también considerado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Una construcción de tinte gótico, la cual alcanza los 83 metros de altura.

 En la antigüedad era utilizada para vigilar la ciudad de posibles incendios, los cuales eran comunes gracias a la gran cantidad de construcciones en madera que existían. Desde ahí tendrás unas vistas bellísimas de la ciudad.

También puedes apreciarla desde la plaza, justo en esa perspectiva se crea un efecto visual entre las nubes que están de fondo y la torre (parece que se moviera).

PLAZA BURG

 La segunda plaza más importante de Brujas, un lugar que se debate entre la gama de los grises y los resplandecientes destellos de los elementos dorados que adornan sus fachadas. Antiguamente fue una fortaleza, justo ahí se encuentra el ayuntamiento de la ciudad y en un rinconcito de la plaza, la Basílica de la santa sangre. Un edificio de esculturas doradas en su fachada, según cuentan, en esta iglesia se encuentran gotas de sangre de Cristo.

Continuando con nuestro recorrido a través de la plaza nos encontraremos con un pequeño túnel por el cual podremos cruzar para encontrarnos con

LA PLAZA DE LOS CURTIDORES

En Neerlandés, Huidenvettersplein (jajaja apuesto a que intentaste pronunciarlo). Un pequeño y acogedor sitio rodeado de bares y chocolaterías. Esta plaza perteneció al gremio de los curtidores, tal como su nombre lo dice. Según lo que nos contó Borja, nuestro guía. En la antigüedad en esa linda placita se mezclaban los olores del pescado y de la piel que curtían los artesanos, lo cual no lo hacía el lugar agradable que es en la actualidad.

Hasta este momento solo hemos visto muchos edificios, eso sí, muy lindos… ¡Pa’ qué pero si!

Perooo  ¿los canales y los puentes que veía en las fotos de Instagram dónde están?

Calma, calma pequeñ@ saltamontes. Lo bueno se hace esperar… Muy cerquita, a unos cuantos pasos de la placita de los curtidores, empieza a aparecer la otra cara de Brugge.  Esa cara mágica y encantadora, acompañada de la arquitectura pero con el agua de protagonista, con sus hermosos árboles, barquitas y adorables grupos de cisnes. Así que continuemos que esto apenas empieza…

Frente a nosotros  Braambergstraat con Steenhouwersdijk.   Un lugar precioso y representativo de la ciudad, apuesto ya habrás visto fotos de otros viajeros aquí, justo en este lugar.

Toda esta zona es encantadora gracias a sus hermosos canales, lo cual hace divertido el recorrido hasta nuestra siguiente parada…

IGLESIA NUESTRA SEÑORA

En Neerlandés, Onze-Lieve-Vrouwekerk. Es una iglesia de construcción medieval. Su torre, de 122,3 metros de altura, es la más alta de la ciudad y la segunda torre de ladrillo más alta del mundo. </p>

 Y justo al lado de la iglesia se encuentra

EL HOSPITAL SAN JUAN

Uno de los hospitales más antiguos de todo Europa. Este recinto era el lugar donde  doctores, enfermeros y monjas albergaban a peregrinos y enfermos.

En la actualidad es un museo, en el cual se encuentra el tratado de enfermería del mundo e instrumentos quirúrgicos con los que se realizaban cirugías en aquella época.

EL BEGUINARIO DE BRUJAS

 Un recinto que se encuentra separado de la ciudad por una muralla rodeada por un foso. El beguinario es uno de los complejos más representativos de Brujas, con un maravilloso entorno apacible. Declarado por la UNESCO como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Y por ultimo…

 También conocido como el Lago del Amor. Este lugar es  el antiguo puerto de la Brujas medieval. Un escenario natural simplemente espectacular, lleno de cisnes, patos y vegetación con un hermoso castillo de fondo. </p> <p style=»text-align: justify;»> Existen numerosas leyendas a cerca de este lago… Yo en mi caso prefiero quedarme con la versión romántica.  Si la quieres conocer pásate por mi Instagram, en los destacados te dejo la historia y más tips de Brujas.

Y justo aquí termina nuestro walking tour con nuestro guía Borja quien nos hizo esta foto para el recuerdo. 

Como te decía el principio, este tour es una excelente opción para conocer un poco de la historia y la cultura. Una vez terminado se vale continuar recorriendo los rincones de esta maravillosa ciudad.

Si tienes más tiempo…

  • Haz una parada en la casa de la cerveza, recuerda que Bélgica es famosa por esta bebida y tiene alrededor de 1.150 clases.
  • Visita el  hospital de  San Juan. La entrada tiene un valor de  8€ para Adultos, Jóvenes hasta 25 años y mayores de 65 años pagan 6 € y para Niños menores de 11 años la entrada es gratuita.
  • Ve al museo de la patatas fritas. Los Belgas aman tanto la cerveza, las patatas fritas. Es por eso que en Brujas encontrarás un museo dedicado a este delicioso alimento. La entrada tiene un valor de 7€ para adultos y con la muestra de la entrada te hacen un descuento de  0,40 céntimos, en una porción de patatas fritas la cual puedes reclamar en el piso inferior del museo.
  • También puedes realizar el recorrido en las barquitas. Es una forma diferente de conocer la ciudad. Este recorrido tiene un valor de 8€ por persona, pero la espera es larga. Tiempo aproximado una hora o más.
  • Espera el atardecer en alguno de sus canales y luego vuelve a recorrer la ciudad de noche para que no te quede la menor duda de que es una de las ciudades más bellas del mundo.

De corazón espero que un día no muy lejano tú también puedas vivir una experiencia inolvidable en Brugge. Cuando suceda házmelo saber.

Palabra de bicicletera: Los sueños se hacen realidad.

¡Besitos y abrazos pa’ vos que me lees!