¿Qué tan comprometido estas con tu propósito?

Se ha puesto muy de moda eso de hablar a cerca de nuestro propósito de vida.

¿Cuáles son mis talentos? ¿Qué me hace feliz? ¿Qué me gusta hacer?

Y como la moda no incomoda, sumáte a la onda.

Hace una pausa, salí del modo automático. Cuestionáte si lo que estas haciendo ahora es lo que te mueve las fibras o si por lo menos te llevará un escalón más cerca de tus sueños.

Este tipo de pausas son liberadoras, nos permiten vivir en tiempo presente para ser conscientes y calibrar la brújula; si es que esta descontrolada. Solo así desarrollaremos un compromiso con nosotros mismos para lograr todo aquello que soñamos.

Palabra de bicicletera: La capacidad de alcanzar tus sueños depende de la capacidad de hacerte responsable de tu vida.

Hoy es un buen día para fortalecer nuestras capacidades.